martes, 14 de julio de 2009

PERPERICÓN


El tema de la entrada de hoy se me ha ocurrido al recordar un viaje que hice hace tiempo con la Sociedad de Estudios Clásicos a tierras de los antiguos tracios .

En ese viaje descubrí uno de los yacimientos arqueológicos más fascinantes que he visitado: las ruinas del antiguo santuario de Dioniso en Perpericon.

Me impresionó no sólo por su historia y sus restos , sino también por su entorno natural. Se encuentra en la cordillera de los montes Rodopes al sur de Bulgaria , zona que es cuna del legendario poeta Orfeo y del culto órfico.

En Perpericón había un oráculo de Dioniso, famoso en la antigüedad por haber predicho a Alejandro Magno la conquista de Asia y al padre de Augusto que su hijo dominaría el mundo.

El ritual de adivinación consistía en derramar vino sobre un fuego encendido en el altar y examinar la altura que alcanzaba la llama.

Alrededor del santuario se han encontrado muchas prensas de vino como las de la foto y todavía hoy en día la zona es reputada por sus vinos.
(foto de bluebulgaria)

Como ocurre con la mayoría de estos importantes centros de culto , su orígenes se remontan a la Prehistoria y ha sido utilizado por todas las religiones que fueron apareciendo por allí en el curso de los siglos incluida la cristiana que contruyó una basílica cuyos restos aún se ven en el recinto de la acrópolis.







Si queréis saber más sobre la historia de este lugar os recomiendo este enlace.


La foto de la derecha de Clearchos Kapoutsis muestra la entrada del santuario. Clearco también escribió en su interesante blog una entrada sobre Perpericon.