martes, 11 de febrero de 2014

Más sobre la máquina de Anticitera


    Curioseando en la página del Museo Arqueológico Nacional de Atenas, he descubierto que la exposición sobre el naufragio donde salió a la luz el fascinante  mecanismo de Anticitera, al que ya dedicó este blog una entrada hace tiempo, ha sido ampliada y puede visitarse ahora hasta el 29 de junio de este año.
   A los que entiendan el griego actual y no puedan desplazarse a Atenas,  les dejo este vídeo en el que la arqueóloga Anastasia Gadolou nos da interesantes detalles sobre la importancia del descubrimiento:


     Gracias al paseo por la página del museo he descubierto este repertorio multilingüe de patrimonio cultural europeo , que aún no puedo comentaros porque no he tenido tiempo de explorar, pero tiene muy buena pinta.

     Hablando de patrimonio, también os recomiendo daros una vuelta por la recopilación de los hallazgos más populares de la arqueología de la antigüedad en 2013 entre los lectores del magnífico blog divulgativo Ἔρρωσο.

    Mi preferida es esta entrada en que se insta a contar la historia de la captura por un sufrido pescador palestino de una estatua de Apolo de 25 siglos,  que las autoridades de Hamás pretendían mantener oculta, aunque fuera mediante su venta en el mercado negro al mejor postor para rellenar sus vacías arcas con los millones que procuraría la venta. Como en tantos otros importantísimos yacimientos arqueológicos, los tesoros arqueológicos de la franja de Gaza están gravísimamente amenazados por las redes, nada inocentes, de los profesionales del expolio. Lo explicaba estupendamente el ministro interino de Cultura y Antigüedades de la autoridad palestina: "Si se marcha esta estatua de la franja de Gaza, no podremos volverla a localizar, porque Palestina no es todavía un estado y por ello no hemos sido reconocidos por la Interpol. Aunque la descubriéramos en manos de quien la tiene, no podríamos recuperarla nunca." Por eso, la mejor forma de contribuir a evitarlo es divulgarlo.


Si queréis hacer una buena obra por el patrimonio de la humanidad, pasad la fotografía, por favor, sin olvidaros de contar cuál es su origen y su historia.