lunes, 14 de abril de 2014

El milagro del ser humano


Para descansar un poco de tanto mal rollo como nos rodea  y ya que la commemoración de la Pascua cristiana nos proporciona unos cuantos días de anhelado descanso, se me ha ocurrido confrontar dos textos de la rica tradición europea, esa que  a tantos parece estorbar últimamente.

 El primero es de la  erudita medieval Hildegarda de Bingen, también conocida como la Sibila del Rin. El segundo  es un famoso coro de Sófocles, de la época en que el ser humano era el centro de todo y el mundo aún estaba hecho a su medida. Espero que os gusten.


"O quam mirabilis", versión del grupo musical  SEQUENTIA


O QUAM MIRABILIS

O quam mirabilis

O quam mirabilis est 
prescientia divini pectoris,

que prescivit omnem creaturam.


Nam cum Deus inspexit 
faciem hominis,
 quem formavit,

omnia opera sua in eadem 
forma 
hominis integra aspexit.
O quam mirabilis est inspiratio,

que hominem sic suscitavit.

Ordo Virtutum, Hildegarda de Bingen

( ¡Oh, qué admirable
oh, qué admirable es
la clarividencia del pecho divino,
que conoció con anticipación a toda criatura! .
Pues cuando  Dios miró 
a la cara al hombre, que había formado,
toda su obra entera 
en  la forma del hombre contempló .
¡O qué admirable es la inspiración
que al hombre así despertó!)

***

Πολλὰ τὰ δεινὰ κοὐδὲν ἀνθρώπου δεινότερον πέλει.
Τοῦτο καὶ πολιοῦ πέραν πόντου χειμερίῳ νότῳ       
χωρεῖ, περιβρυχίοισιν
περῶν ὑπ᾽ οἴδμασιν.
Θεῶν τε τὰν ὑπερτάταν, Γᾶν
ἄφθιτον, ἀκαμάταν, ἀποτρύεται
ἰλλομένων ἀρότρων ἔτος εἰς ἔτος
ἱππείῳ γένει πολεύων.       
Κουφονόων τε φῦλον ὀρνίθων ἀμφιβαλὼν ἄγει
καὶ θηρῶν ἀγρίων ἔθνη πόντου τ᾽ εἰναλίαν φύσιν       
σπείραισι δικτυοκλώστοις,
περιφραδὴς ἀνήρ·
κρατεῖ δὲ μηχαναῖς ἀγραύλου
θηρὸς ὀρεσσιβάτα, λασιαύχενά θ᾽       
ἵππον ὀχμάζεται ἀμφὶ λόφον ζυγῶν
οὔρειόν τ᾽ ἀκμῆτα ταῦρον.
Καὶ φθέγμα καὶ ἀνεμόεν φρόνημα καὶ ἀστυνόμους       
ὀργὰς ἐδιδάξατο καὶ δυσαύλων
πάγων ὑπαίθρεια καὶ δύσομβρα φεύγειν βέλη
παντοπόρος· ἄπορος ἐπ᾽ οὐδὲν ἔρχεται
τὸ μέλλον· Ἅιδα μόνον φεῦξιν οὐκ ἐπάξεται·       
νόσων δ᾽ ἀμηχάνων φυγὰς ξυμπέφρασται.
Σοφόν τι τὸ μηχανόεν τέχνας ὑπὲρ ἐλπίδ᾽ ἔχων       
τοτὲ μὲν κακόν, ἄλλοτ᾽ ἐπ᾽ ἐσθλὸν ἕρπει,
νόμους γεραίρων χθονὸς θεῶν τ᾽ ἔνορκον δίκαν,
ὑψίπολις· ἄπολις ὅτῳ τὸ μὴ καλὸν       
ξύνεστι τόλμας χάριν. Μήτ᾽ ἐμοὶ παρέστιος
γένοιτο μήτ᾽ ἴσον φρονῶν ὃς τάδ᾽ ἔρδει.         


Antígona, 332- 375, Sófocles

( Muchas cosas hay portentosas, 
pero ninguna tan portentosa como el hombre; 
él, que ayudado por el noto tempestuoso 
 llega hasta el otro extremo de la espumosa mar, 
atravesándola a pesar de las olas que rugen, descomunales;
 él que fatiga la sublimísima divina tierra, 
inconsumible, inagotable,
 con el ir y venir del arado, año tras año, 
recorriéndola con sus mulas.
Con sus trampas captura a la tribu de los pájaros 
incapaces de pensar 
y al pueblo de los animales salvajes 
y a los peces que viven en el mar, 
 en las mallas de sus trenzadas redes,
 el ingenioso hombre que con su ingenio
 domina al salvaje animal montaraz; 
capaz de uncir con un yugo que su cuello 
por ambos lados sujeta al caballo de poblada crin
 y al toro también infatigable de la sierra;
 y la palabra por si mismo ha aprendido 
y el pensamiento, rápido como el viento, 
y el carácter que regula la vida en sociedad, 
y a huir de la intemperie desapacible
 bajo los dardos de la nieve y de la lluvia: 
recursos tiene para todo, y, sin recursos,
 en nada se aventura hacia el futuro; 
solo la muerte no ha conseguido evitar,
 pero sí se ha agenciado formas de eludir 
las enfermedades inevitables. 
Referente a la sabia inventiva, 
ha logrado conocimientos técnicos más allá de lo esperable 
y a veces los encamina hacia el mal, 
otras veces hacia el bien. 
Si cumple los usos locales 
y la justicia por divinos juramentos confirmada, 
a la cima llega de la ciudadanía; 
si, atrevido, del crimen hace su compañía, 
sin ciudad queda: ni se siente en mi mesa 
ni tenga pensamientos iguales a los míos, quien tal haga.

Traducción de Carlos Miralles Solá, Salvat Editores y Alianza Editorial 1969, 
col. Biblioteca Básica Salvat de  Libros RTV)


La sorpresa del día ha sido encontrarme la siguiente versión  del coro sofocleo a cargo del grupo punk  de culto  Scoria. La titularon Σκουριασμένη μονωδία  y aparecía en un álbum de hermoso título,  Συνταγή Αντί Θανάτου,1986 ( Receta contra la muerte) :