martes, 18 de noviembre de 2014

Dixerunt


Cosas que me he encontrado esta misma semana por la red :

Carles Miralles (foto de Massimiliano Minocri)

El  gran helenista Carles Miralles en una entrevista concedida  a El País con motivo de su reciente jubilación y merecido homenaje:

Una part del que anomenàvem humanitats més aviat ens hauria de fer vergonya, perquè ha anat a parar al mercantilisme. L’humanisme era com una religió laica i la sort de la religió és també la sort de les humanitats: els fidels cauen com fulles. Europa trobarà a faltar els clàssics.

 (Una parte de lo que llamábamos humanidades nos debería dar más bien vergüenza, porque ha acabado en el mercantilismo. El humanismo era como una religión laica y la suerte de la religión es también la de las humanidades: los fieles caen como hojas. Europa echará de menos a los clásicos.)

Pablo Echenique

Intervención del joven diputado Pablo Echenique en un reciente  debate del Parlamento Europeo:

- Señora Presidenta, «mos maiorum » significa en latín «la costumbre de los ancestros» y es también el nombre de una macrorredada paneuropea, racista y basada en el miedo.

«Mos Maiorum» está diseñada para aterrorizar a los que han llegado en busca de trabajo, techo y pan, pero también apela a ese miedo al otro, al extraño, a ese miedo tan bien utilizado por el fascismo y que aún se agarra al corazón de mucha buena gente.

De paso, se señala a un enemigo imaginario, a un culpable de la crisis que no es tal, mientras los verdaderos enemigos, los verdaderos culpables nos miran desde las ventanas de las torres de los barrios financieros y se frotan las manos sabiendo que pueden seguir robando aquí, pero también allá. Allá de donde vienen los que apaleamos hasta la inconsciencia, y a veces la muerte, en nuestras dentadas fronteras.

Si esta es en verdad la costumbre de nuestros ancestros, me voy buscando otra civilización adoptiva que no me produzca tanta vergüenza.


 Menos mal que también había alguna buena noticia:


Ave Fénix renaciendo de sus cenizas

 Se ha fundado en Roma la sociedad internacional HUMANITAS RESURGENS para promover los estudios clásicos  y hacer ver  a la sociedad y los gorbernantes el valor que los mismos siguen teniendo,  especialmente en tiempos de crisis. En sus estatutos se puede leer esto:


El principio básico en el que se fundamenta la acción completa de la sociedad es el de que la cultura no debe estar al servicio de la economía, sino que la economía tiene que tener en gran parte como fin el desarrollo  de la cultura , entendida como verdadera y sólida formación humana.


Malala Yousafzai (foto de Getty images)

Mientras tanto, una valiente niña nos daba una  lección práctica de humanidad:

Malala Yousafzai,  mártir de la educación pública y reciente  premio Nobel de la Paz,   que ha donado los 50.000 euros del premio "Niños del Mundo"que acaba de recibir para  que se empleen en la reconstrucción de las escuelas de Palestina . Malala afirmó que los niños palestinos merecen una educación de calidad y que "sin educación, nunca habrá paz",