lunes, 19 de mayo de 2008

Carsten Niebuhr





De vez en cuando los profesores de griego nos sentimos abrumados por las dificultades que nos plantea nuestra delicada situación en la sociedad de hoy en día.Una colega propone que deberían cambiar la expresión "tener más moral que el alcoyano" por esta otra:"tener más moral que un profesor de griego".Para todos lo colegas que se sienten desfallecer y todos los demás que puedan leer esto y busquen ejemplos "edificantes", aquí va la increíble historia de Carsten Nieburh, sin cuyo tesón no podríamos admirar de la misma manera los vestigios de la cultura mesopotámica, pues él fue uno de los aguerridos estudiosos que dedicó su vida al desciframiento de las escrituras cuneiformes.No es tan famoso como Champollion, pero desde luego merece serlo.A ello pretende contribuir la entrada de hoy.
He aquí lo que se lee en el volumen 21, dedicado al nacimiento de las escrituras, de la colección "Arqueología de las Antiguas Civilizaciones" ,editada por FOLIO y que compré hace unos años en una librería de ocasión.(ISBN:84-7583-460-4(volumen I) :
"Las inscripciones se hallaban en el Próximo Oriente,región entonces misteriosa para los europeos.La muerte acechaba a los investigadores a cada paso,bien a causa de los bandidos o de las tribus de musulmanes fanáticos,bien por las enfermedades más virulentas.Y las inscripciones,una vez descubiertas ,solían hallarse en lugares prácticamente inaccesibles... En el siglo XVIII,tras perder cinco compañeros de viaje por una enfermedad,el alemán Carsten Niebuhr realizó las primeras copias fidedignas de las inscripciones cuneiformes de Persépolis,antigua capital de Persia... Aunque Carsten Niebuhr, hijo de un campesino pobre,recibió una educación tardía,llegó a participar como matemático en una expedición de seis hombres designada en 1756 por el rey de Dinamarca:el grupo tenía la amplia e imprecisa misión de explorar Arabia para"aumentar el conocimiento".
El decisivo lugar que esta expedición ocupa en la historia se basa en los dibujos realizados por
Niebuhr en Persépolis.Niebuhr llegó allí enfermo,tras una serie de peripecias trágicas,huyendoo del desierto arábigo,donde dos miembros de la expedición habían muerto de malaria. Los cuatro supervivientes-aquejados de la misma enfermedad-se embarcaron rumbo a Bombay.Dos murieron en la travesía y un tercero poco después de arribar.Habiéndose quedado solo, Niebuhr dudó entre regresar a Dinamarca por mar o arriesgarse a un largo y peligroso viaje por tierra,a través de Persia.Se decidió por lo segundo y-torturado insistentemente por la malaria-llegó a Persépolis en 1765.
Como había hecho durante todo el viaje,
Niebuhr dibujó cuidadosamente cuanto vio allí : Las ruinas de inscripciones cuneiformes que le rodeaban por todas partes.y,al hacerlo,descubrió que las inscripciones incluían tres sistemas de escrituras cuneiformes diferentes.
Regresó finalmente a Copenhague
en 1767, y cinco años después publicó la primera de sus cinco obras.Sus detallados dibujos proporcionaron a los especialistas la materia prima para descifrar el sentido de al menos una de las tres lenguas registradas en Persépolis: el persa antiguo.
Pero las desgracias de
Niebuhr no habían terminado .La intensa luz de Persia ,reflejada por las pulidas piedras de las ruina, había dañado sus ojos tan gravemente que,al final de su vida-hasta su muerte en 1815 , a los 82 años de edad-,estuvo completamente ciego. "
Aquí podéis descargar y leer en inglés su obra sobre Arabia.