lunes, 3 de octubre de 2011

Noticia arqueológica



(Imagen de los restos del calzado encontrado, foto de TO BHMA)

En la sección de Cultura del periódico griego TO BHMA publican hoy una noticia sobre los hallazgos arqueológicos en el yacimiento de Braurón durante las obras de reconstrucción de su estoa. Parece un milagro que, a pesar de la que está cayendo, podamos encontrar buenas noticias en la prensa griega, pero así es. Los arqueólogos pueden seguir con sus trabajos, algo es algo...

La noticia da cuenta del hallazgo de una figurilla femenina de madera con restos de policromía datada en el siglo V a.C. y dos curiosas suelas de zapato que conservan el motivo decorativo que las singularizaba. Lo que más me sorprende es el buen estado de conservación de objetos fabricados en material tan perecedero como la madera. Por lo visto,la explicación está en la proximidad del santuario a la orilla del mar, que le proporciona un grado de humedad óptimo.



(plano del santuario, imagen cedida a Wikimedia commons por Nefasdicere)

El santuario de Braurón, que se encontraba aunos 25 kilómetros de Atenas, era en la antigüedad un importante centro religioso dedicado al culto de Ártemis, la virgen cazadora hermana de Apolo, que se identifica también con la antigua diosa señora de las fieras. Según la tradición, la imagen de Ártemis que allí se veneraba era la misma que Ifigenia había llevado desde Taúride, cuando la diosa la salvó milagrosamente del sacrificio, tal como nos cuenta Eurípides en su tragedia. Allí se llevaban a cabo rituales de iniciación en los que participaban las llamadas "osas", niñas en la pubertad que se preparaban para el matrimonio.Estas niñas más tarde consagraban a la diosa sus juguetes y objetos de la infancia cuando se disponían a casarse.
La denominación de "osas" podemos relacionarla con el nombre que hoy damos a la constelación que usamos para localizar el Norte, la "Osa Mayor", así llamada porque según los mitólogos, la constelación era la catasterización de Calisto, bella integrante del cortejo de Ártemis transformada en osa por Zeus y matada por una flecha de la vengativa diosa, que la castigó así por haber roto su voto de castidad.



(imagen de Artemis como Señora de las fieras)


También acudían al santuario las mujeres que habían dado a luz o estaban a punto de hacerlo, que dejaban como ofrenda propiciatoria a la diosa sus vestidos. Probablemente, las suelas encontradas sean parte de alguna de estas ofrendas.